Casi el 84% de los asesores financieros cree que no se puede hablar de 'brotes verdes' en la economía española y recomienda mucha prudencia a la hora de invertir, frente al 6,7% que opina que sí se puede emplear esta frase para describir la situación, según una encuesta Asociación Española de Asesores y Planificadores Financiero-patrimoniales (€FPA).
El informe también revela que el 70% de estos profesionales considera que la crisis en España se alargará más allá de 2010, mientras el 28,8% cree que la situación económica mejorará en 2010, y el 1,3% prevé que la coyuntura cambiará a finales de 2009.

Aportar por un perfil conservador

Más de la mitad de los profesionales (54,3%) opina que la situación económica en la que se encuentra España es muy mala, mientras que el 39% considera que es mala. Además, el 58,5% cree que empeorará en los próximos seis meses, el 36% opina que se mantendrá igual, y solamente un 5,4% cree que mejorará. En cuanto a la coyuntura económica mundial, el 56,3% de los encuestados asegura que se encuentra en sus peores momentos, frente al 28,9% que tiene una visión más optimista y opina que lo peor ya ha pasado.

Ante esta situación, la gran mayoría de los profesionales del asesoramiento financiero (89,9%) asegura que los inversores a los que asesoran están adoptando un perfil más conservador, mientras que sólo un 1,1% considera que los inversores están adoptando posiciones más agresivas.

Con este panorama, los asesores perciben que sus clientes no invierten y apuestan por la liquidez (62,7%), mientras que un 31% afirma que los inversores entran lentamente para conseguir una cartera a largo plazo y un 6,3% afirma que están aprovechando el nivel de precios y la reciente subida de la Bolsa.