Queridos Reyes Magos:
Todos los años os escribo para pediros los regalos que más me gustan porque siempre me porto bien. Todos los años me traéis más de lo que pido, el año que pedí patines me trajisteis patines y una bicicleta. Al siguiente os dije que me gustaba la música y me dais una guitarra de verdad. También os pedí un peluche de Mickey y me llevasteis de viaje a Eurodisney. Siempre os habéis portado muy bien. 
 
Este año sólo os pido que ayudéis a mis papás. Hace meses que les noto muy tristes. Poco después de la carta que os mandé el año pasado, el director del “cole” de mi papá le dijo que las cosas iban mal y que tenía que expulsarle, que no se había portado mal, pero que iba a tener que pasar una temporada en casa… 

Él dice que ha sido un malentendido y que pronto volverá. Al principio no me sorprendió, si no hizo nada malo…, pero lleva ya mucho tiempo esperando a que le readmita el Director. Siempre está en el sofá esperando a que le llamen para decirle que puede volver, pero nunca llama nadie, a veces él llama para recordárselo pero no le hacen caso. Y ha hablado con algún otro director pero “no hay sitio en ningún cole” dice.

Además hace poco escuché hablar a mis padres, de una chica que se llamaba Eva o Iva o algo así, que les estaba haciendo la vida imposible a todos, a ellos y a sus amigos. Pensé que hablaban de la chica que me cuidaba en casa, pero no era ella, hace mucho que no viene. Me lo intentaron explicar y me decían que cada vez que iban a comprar cualquier cosa, molestaba como si cada vez que pasearas, en vez de que te pique un mosquito, te picaba una avispa. Al final se te van las ganas de pasear y te quedas en casa. Eso es lo único que entendí.

Otra cosa que no entiendo, es lo que llaman IRPF (lo repiten mil veces…). Juan, el amigo de mis padres, me decía que eso era como si te llevaran esas mismas avispas al cole y que por mucho que te quejaras se iban a quedar y te iban a picar, seguro. Y nadie hacia nada!!!. Y lo peor es que mi padre dijo que le encantaría que le picaran… No hay quien les entienda.

Así que, bueno al menos cuando salgo de clase, me va a buscar papá y nos volvemos a casa andando. Antes íbamos en coche (cuando podía ir a buscarme) si no podía, iba en autobús. Ahora dice que es mejor que le dé el aire, pero entonces me acuerdo de las avispas y… no me gusta demasiado, y a Papá tampoco por la cara que tiene.

Pero no todo es malo, ayer volviendo a casa, Mamá contó que había ido a una reunión por la calle con mucha gente (todos médicos y enfermeros como ella), y que había ido tan bien que había salido en la TV y todo. Hace mucho que no veía a Mamá sonreír a pesar de que dijo que no iba a servir de nada. Es raro, pero lo mismo dijo el tío Paco de sus amigos del ayuntamiento.

No entiendo a los mayores, cambian de opinión muy rápido, antes nunca bebían agua, y ahora dicen que es lo más sano, prefieren andar y que les piquen las avispas a ir en coche, y cada vez que quiero ir al cine dicen que están cansados. Será de tanto andar …
Por esto, este año os voy a pedir dos cosas. La primera; una crema para los picotazos de avispa, lo único que tengo claro es que les van a picar. Y lo segundo es que habléis con algún director de “cole” para que mi padre pueda ir.

No pido nada más porque mamá dice que es época de recortes y que todo se arreglará si tenemos confianza. Puede que tengan razón, pero yo pensaba que sólo había que portarse bien, aunque ya dudo porque mi padre siempre se porta bien y no tiene sitio en ningún cole…

Prometo que el año que viene me seguiré portando bien.