El grupo francés de supermercados Carrefour ha anunciado que escindirá el 60% de sus enormes activos inmuebles en una compañía separada que saldrá a bolsa en 2008, al tiempo que informó de resultados trimestrales mejores a los esperados."Planeamos abrir una porción del capital de este vehículo, por valor de alrededor de 3.000 millones de euros, a inversores externos", señaló Carrefour en un comunicado.