CajaSur obtuvo un beneficio neto individual de 51,3 millones de euros en 2008, lo que constituye un 21 por ciento menos que en 2007, si bien la caja destaca el "desfavorable contexto económico y financiero" de 2008 y los ingresos extraordinarios que se dieron en 2007. La caja cordobesa asegura en un comunicado que en la formulación de cuentas del ejercicio 2008, CajaSur decidió "atemperar el beneficio para fortalecer el balance y contar con mayores reservas de cara al futuro". Los fondos extraordinarios acumulados por la entidad durante los dos últimos ejercicios para mejorar su solvencia y capacidad de resistencia frente a la recesión económica ascienden a 229 millones de euros, cantidad que "multiplica por cuatro el beneficio de 2008 y supera ampliamente la suma del beneficio neto individual obtenido en los tres ejercicios anteriores". Asegura que se ha seguido una política "muy exigente" en la aplicación de dotaciones para sanear posibles deterioros futuros del crédito, contando con fondos de provisión por importe de 471 millones de euros (de los que 284 son los que requiere la normativa y 187 son voluntarios).