Los consejos rectores de Cajamar Caja Rural y Ruralcaja, las dos primeras cajas rurales de España, han rubricado el proyecto de fusión de ambas entidades, que se va abordar en asambleas generales el 17 de enero.

La nueva entidad resultante se llamará 'Caja Rurales Unidas, Sociedad Cooperativa de Crédito', y nacerá con 63.559 millones de euros de volumen de negocio y activos por importe de más de 38.000 millones.

La operación dará lugar a la integración de los dos SIP que encabezan ambas entidades, el Grupo Cooperativo Cajamar y el Grupo CRM, que ya suma 22 entidades y fortalece su posición de liderazgo en el sector de cajas rurales españolas con un coeficiente de solvencia del 12,33 por ciento, 968.851 socios, 3,3 millones de clientes, 6.352 empleados y un total de 1.465 oficinas.

Según el comunicado emitido por ambas cajas,  esta unión "da un impulso al proceso de concentración del sector de cajas rurales y contribuye a reforzar su solvencia" y a "mejorar su eficiencia y competitividad".