Caja Granada destinó el año pasado un total de 24,9 millones de euros para llevar a cabo cerca de 2.700 actividades sociales que beneficiaron a más de 2,3 millones de personas, según revela el último Informe Anual de Responsabilidad Social Corporativa de la entidad. El documento recuerda que uno de los objetivos de la entidad es el de potenciar la "inclusión financiera de los sectores sociales más sensibles", por lo que se han desarrollado iniciativas como los Monte de Piedad o los créditos prendarios. Asimismo, se creó la Oficina Internacional y servicios específicos integrados en la Cuenta Confianza para atender la demanda de los inmigrantes.