El presidente de Caja España, Santos Llamas, estableció hoy una serie de prioridades en el proceso para la integración que iniciará esta entidad de ahorros desde la premisa de que el objetivo primero será Castilla y León y, a posteriori y en el caso de que no se produzca un acuerdo en el ámbito autonómico, otros territorios, como puede ser el caso de Asturias. De este modo explicó Santos Llamas los preceptos del acuerdo unánime del Consejo de Administración de Caja España que el pasado jueves, 26 de febrero, aprobó mandatar al presidente de la entidad y al Comité Directivo para impulsar procesos que conduzcan a un modelo que integre a las cajas de Castilla y León "bajo la fórmula que sea más eficiente".