Caixabank tiene problemas para despegarse de su zona de soportes en la que viene sistemáticamente rebotando desde el pasado mes de noviembre. Así, siempre que ha sufrido correcciones importantes, la zona comprendida en torno a los 3,65 euros le ha servido para realizar importantes reacciones alcistas. Sin embargo, ahora parece que le está costando un poco más reaccionar y esto podría traer malas consecuencias.

El problema se llama 3,8 euros y de no conseguir un ataque victorioso a ellos el valor se quedaría atrapado en un pequeño rango del que podría salir por cualquiera de los dos lados. Así, que podemos plantearnos una doble estrategia acorde a lo que vaya a ocurrir:

Si el valor consigue romper al alza los 3,8 euros entonces tenemos camino libre para seguir escalando posiciones hasta los 3,97 euros donde se encuentran importantes medias móviles y en caso de ruptura ver una continuidad hasta los máximos anuales en torno a los 4,35 euros. Todo ello, protegiendo la posición con un stop de pérdidas inicial en los 3,70 euros.

Por el contrario, si Caixabank no puede hacerse con los 3,80 euros y termina perdiendo los 3,60 euros, entonces tendríamos la posibilidad de ver una corrección hasta los 3,40 euros que aprovecharíamos con un stop de pérdidas inicial en los 3,70 euros.

Estrategia a corto plazo Caixabank

Estrategia Warrants CAIXABANK