La venta de viviendas de segunda mano en Estados Unidos registró en mayo una cifra media anual de 5,99 millones de unidades, lo que supone un retroceso del 0,3% respecto al mes anterior, según informó hoy la asociación nacional de agentes inmobiliarios (NAR).