La Comisión Europea autorizó hoy a Volkswagen a comprar el fabricante sueco de camiones y autobuses Scania, tras concluir que la operación no perjudicará a la competencia en Europa. La casa alemana Volkswagen, uno de los grandes fabricantes del mundo de coches, que también fabrica vehículos comerciales ligeros, así como componentes, controla las marcas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Bentley, Lamborghini y Bugatti, recordó el Ejecutivo de la UE en un comunicado. También tiene cierta presencia en el mercado de motores diesel y cuenta con una participación minoritaria en MAN, compañía alemana dedicada a la fabricación de camiones medianos y pesados, autobuses y motores. Scania se concentra en los camiones de más de 16 toneladas para transporte de larga distancia y también produce autobuses, chasis y motores diesel para uso industrial y aplicaciones marinas.