La Comisión Europea publicó este viernes un informe sobre el impacto de la crisis financiera en los sistemas de pensiones cuya conclusión es que, para los que se jubilan ahora o ya están jubilados, los efectos de las turbulencias sobre la cuantía de su pensión serán "limitados". Algunas personas "pueden enfrentarse a consecuencias más graves", dependiendo del modelo adoptado en cada Estado miembro. Los que corren más riesgos son los regímenes de capitalización adoptados recientemente en los países del Este debido a la fuerte caída del valor de sus inversiones. En contraste, los basados en las contribuciones de los trabajadores, como el que predomina en España, gozan de una mayor seguridad, según el informe. Por ello, el Ejecutivo comunitario recomendó realizar ajustes en los sistemas de capitalización para reducir los riesgos.