La Comisión Europea autorizó hoy la venta de la española Azucarera, propiedad de la empresa Ebro Puleva, a la británica Associated British Food (ABF), propietaria de British Sugar, al considerar que la transacción no obstaculizaría de manera significativa la competencia en el Espacio Económico Europeo. El Ejecutivo comunitario indicó en un comunicado que la operación produciría un pequeño solapamiento en la venta de azúcar, ya que tanto Azucarera como ABF operan en regiones geográficas complementarias.
Sin embargo, la investigación que la CE ha llevado a cabo indica que la fusión "no produciría ningún cambio significativo en la estructura del mercado y que la entidad resultante de la concentración seguiría teniendo varios competidores".

Asimismo, Bruselas reconoció que la operación crearía dos enlaces verticales debido a una filial de ABF -Illovo- que desempeña actividades relacionadas con la producción y suministro de caña de azúcar y a la actividad de ABF en el mercado de la levadura. Todo ello teniendo en cuenta que Azucarera es un importante productor de melazas en España.

No obstante, la CE asegura que la entidad resultante "no tendría la capacidad de cerrar a los competidores el acceso al suministro de caña" porque aún contarán con fuentes alternativas de suministro viables.

Azucarera se dedica a la producción de azúcar y derivados del azúcar a partir de remolacha cultivada en España y suministra estos productos a España y Portugal.

Las operaciones de ABF relativas al azúcar se realizan a través de su filial British Sugar que produce azúcar a partir de remolacha cultivada en el Reino Unido y en Polonia y las que tienen que ver con la levadura se gestionan a través de su división AB Mauri, que dispone de varias fábricas de producción en todo el mundo, incluidas España y Portugal.