El fabricante japonés de neumáticos Bridgestone, propietario de la marca Firestone, cerrará sus plantas de Adelaida (Australia) y de Christchurch (Nueva Zelanda), lo que supondrá la eliminación de un total de 875 puestos de trabajo, anunció hoy la compañía.