El Banco Central de Brasil recortó el lunes su proyección para el crecimiento económico de este año y también redujo las expectativas para la inflación en el 2009 y el 2010. En su reporte trimestral de la inflación, el banco dijo que el producto interno bruto (PIB) debería expandirse el 1,2 por ciento en el 2009, comparado con una estimación de 3,2 por ciento hecha en diciembre. También disminuyó su estimación para el índice de precios al consumidor IPCA, al 4 por ciento este año desde 4,7 por ciento. Para el 2010, el banco central estimó una inflación de 4 por ciento, comparado con un cálculo anterior de 4,2 por ciento.