La petrolera británica ha interpuesto una demanda a la primera, propietaria del equipo de perforación Deepwater Horizon, por daños y otros costes derivados del derrame. A Halliburton, por ocultar información imprescindible.


En relación con Halliburton, BP ha dicho en el documento presentado ante el juez que “su conducta impropia, sus errores y omisiones, incluyendo el fraude y el ocultamiento, han causado y/o han contribuido al incidente de Deepwater Horizon”. Además, desde la petrolera han añadido que “Halliburton sabía y entendía que eso era tergiversar información”.

 

La compañía británica reclama a la plataforma petrolífera Transocean 40.000 millones de dólares y les acusa de negligencia, afirmando que “esto causó que la plataforma de perforación no fuera apta para navegar”.

 

“El hecho es sencillo. El 20 de abril de 2010, cada uno de los sistemas y dispositivos de seguridad y de control del Deepwater Horizon fallaron, lo que provocó la fatalidad” afirman desde BP, tal y como informa la CNBC.

 

Transocean ha denominado la demandada como un “un intento desesperado por parte de BP de incumplir su plena responsabilidad en la contaminación y en los costes medioambientales ocasionados.”

 

BP también ha demandado por negligencia a Cameron, compañía que disponía de un dispositivo para evitar explosiones pero que no funcionó correctamente. Todas las demandas fueron presentadas ayer. Once personas murieron cuando la plataforma de explotación Deepwater Horizon explotó. Cerca de 4,9 millones de barriles de petróleo se vertieron al mar.

 

Las acciones de BP se revalorizan un 0,28% hasta los 46,04 dólares.