Bombardier, a través de su alianza china, se ha adjudicado el suministro de 246 coches para el metro de Shanghai (China) por un importe de 203 millones de euros. La parte del contrato correspondiente a Bombardier se estima en unos 96 millones de euros, informó hoy la multinacional canadiense. Los coches se fabricarán en las plantas de producción que el grupo tiene en Changchun (China) a través de su 'joint venture' y en la de Vasteras (Suiza).