El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado la compra de la mayoría accionarial de la petrolera Andina, en la que la española-argentina Repsol YPF tenía supremacía, en un nuevo paso para consolidar la nacionalización de hidrocarburos que inició en mayo de 2006. Morales asegura que 'Bolivia quiere socios y no dueños' de sus recursos naturales y vuelve a recuperar la mayoría accionarial en 18 campos petroleros donde Yacimientos petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tendrá presencia en el directorio, la junta de accionistas y la administración', remarcó el ministro boliviano. La estatal boliviana YPFB requiere de unos 214 millones de dólares para controlar las cuatro empresas capitalizadas que operan en el país desde hace más de una década.