Las empresas estadounidenses Boeing y Dow Chemical fueron condenadas a pagar 926 millones de dólares a los habitantes de Colorado (oeste) por la contaminación radioactiva del ambiente por parte de una empresa que fabricaba armas nucleares, informó este martes una fuente judicial. Boeing, como se llama ahora una de las empresas demandadas -antes Rockwell International Corp- y Dow afrontaban este proceso civil presentado por miles de propietarios de tierras situados alrededor de la antigua fábrica nuclear de Rocky Flats, que fabricó elementos de bombas atómicas para el departamento de la Defensa estadounidense hasta su cierre en 1989. El juez federal John L. Kane ordenó a ambas compañías al desembolso de millones de dólares como compensación por los daños causados a la población, que alegaron que las actividades de estas dos empresas pusieron en peligro la salud de la población y devaluaron el valor de sus propiedades.