El constructor aeronáutico estadounidense Boeing obtuvo un beneficio neto de 1.211 millones de dólares (759 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 38% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, impulsado por su división de Aviones Comerciales y su negocio de defensa, informó hoy la compañía en un comunicado.
La cifra de negocio de la compañía alcanzó los 15.990 millones de dólares (10.031 millones de euros), un 4% más que entre enero y marzo del año precedente. Estas cifras y una caja operativa que se ha más que duplicado hasta los 1.933 millones de dólares (1.212 millones de euros), son reflejo de "unos fuertes ingresos operativos y el aumento de los pedidos de aviones comerciales". Concretamente, su división de aviones comerciales impulsó la cifra de negocio de Boeing en el primer trimestre con 8.161 millones de dólares (5.119 millones de euros), lo que se traduce en un incremento del 8% con respecto al mismo periodo de 2007. Las entregas de aviones comerciales también crecieron un 8% entre enero y marzo de este año, hasta las 115 aeronaves, donde destacan las entregas del avión número 1.400 de su modelo 747 y del núemro 700 del aparato 777. El presidente del constructor aeronáutico, Jim McNerney, señaló que la compañía continúa trabajando "metódicamente" en algunos retos, incluyendo la presentación del 787. Asimismo, destaca que todo el equipo de la compañía continúa centrado en trabajar para satisfacer a sus clientes y en conseguir sus objetivos de crecimiento y rentabilidad. Con respecto al 787 Dreamliner, Boeing informó de que continúa trabajando en el calendario revisado anunciado a principios de mes. El constructor prevé que el primer vuelo tenga lugar en el cuarto trimestre de este año, y las primeras entregas en el tercer trimestre de 2009. Este avión ya ha recibido 75 pedidos en el trimestre y un total de pedidos en firme desde su lanzamiento de 892 aviones para 57 clientes. Mantiene sus previsiones El fabricante estadounidense reiteró asimismo en la presentación de los resultados trimestrales sus expectativas de entregar entre 475 y 480 aviones en todo el ejercicio de 2008, así como alcanzar unos ingresos para esta división de hasta 35.000 millones de dólares (21.946 millones de euros). Asimismo, para 2009 el constructor estadounidense estima que las entregas ascenderán a entre 500 y 505, incluyendo alrededor de 25 Dreamliner. Los ingresos de esta división alcanzarán el año que viene hasta los 38.000 millones de dólares (23.826 millones de euros), según sus previsiones. En cuanto a la facturación del grupo, Boeing prevé alcanzar al cierre del presente ejercicio entre los 67.000 millones de dólares (42.027 millones de euros) y los 68.000 millones de dólares y que se sitúe entre los 72.000 y los 73.000 millones de dólares (45.162 y 45.790 millones de euros) en 2009.