BNP Paribas Real Estate considera que algunas entidades financieras deberán realizar "descuentos de liquidación del entorno del 50%" para dar salida a productos inmobiliarios que no la encuentran con los descuentos que actualmente se realizan.  Según la filial inmobiliaria de la entidad, se trata de activos inmobiliarios de segunda mano, dispersos geográficamente, de baja calidad y en localidades secundarias, o nuevos pero en localizaciones de "escaso interés".