El consorcio automovilístico alemán BMW ha firmado un acuerdo con la empresa SGL para la formación de una 'joint venture' que se dedicará a la producción de fibras de carbono y productos textiles semiterminados para su utilización en la fabricación de automóviles, informaron hoy las dos compañías, que invertirán inicialmente 90 millones de euros en este proyecto. La nueva empresa conjunta estará operada a través de dos sociedades, una primera que tendrá su base en Norteamérica y otra con sede en Alemania. BMW será el propietario del 49% de las acciones de esta 'joint venture', mientras que SGL mantendrá el 51% del capital restante.