Las pruebas de tensión que el Gobierno realizó a 19 bancos estadounidenses para ver como resistirían condiciones más adversas ya parecen estar ayudando a las firmas a acceder a capital privado, adelantó el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke. Bernanke también aseguró en una conferencia que el dólar continuará fuerte, ya que el banco central estadounidense mantendrá a raya la inflación elevando los tipos de interés cuando llegue el momento indicado. Sin embargo, su discurso ofrecido en Jekyll Island se centró en los resultados de las pruebas de salud realizados a los grandes bancos estadounidenses, y que se difundieron la semana pasada. "Los primeros indicios son alentadores", dijo el funcionario en una conferencia organizada por la Fed de Atlanta.