El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el jueves ante un panel del Congreso que las turbulencias en los mercados financieros están "en curso" y agregó que los esfuerzos deberían enfocarse en que vuelvan las condiciones normales a Wall Street. Antes el mismo panel, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, discutió la situación de Fannie Mae y Freddie Mac. Las acciones de las dos firmas de financiamiento de hipotecas han caído esta semana a mínimos de 16 años debido a las preocupaciones sobre su capital. "Juegan en la actualidad un papel importante en nuestros mercados de viviendas y necesitan continuar jugando un papel importante en el futuro", indicó Paulson ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.
El funcionario destacó que el ente que regula a ambas firmas, la Oficina de Supervisión de Proyectos Federales de Vivienda, u Ofheo, enfatizó esta semana que Fannie y Freddie "están capitalizadas adecuadamente". Paulson añadió que el derrumbe de Bear Stearns y los trastornos actuales en los mercados "me han convencido de que debemos actuar mucho más rápido para actualizar nuestra estructura regulatoria y mejorar tanto la vigilancia del mercado como la disciplina del mercado". "Tomará un tiempo adicional para superar los desafíos. El progreso no se ha producido en línea recta, pero se ha logrado bastante", afirmó Paulson, al destacar que las firmas se están desapalancando, incrementando su capital y, en general, mejorando sus posiciones financieras. Las instituciones financieras no deberían esperar ser rescatadas por la Reserva Federal ni por ningún otro brazo del Gobierno estadounidense, señaló Paulson.