El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, realizó ayer otra seria advertencia sobre la inflación, afirmando que los recientes repuntes del precio de la energía han aumentado los riesgos de inflación, y que la Fed "resistirá con fuerza" cualquier erosión en las expectativas de largo plazo para los precios. En otra señal de que la Fed está alejando su atención de los riesgos económicos para centrarla en la inflación, Bernanke minimizó el fuerte incremento en la tasa del desempleo del mes pasado al afirmar que, aunque "no es bienvenido", los riesgos económicos en realidad han disminuido durante el último mes. Los comentarios de Bernanke son coherentes con las expectativas de Wall Street de que son improbables más recortes de tipos de interés. Sin embargo, Bernanke no dio señales de una inminente subida, y afirmó que los riesgos económicos continúan y que la restauración de la normalidad en las condiciones de los mercados financieros sigue siendo su principal prioridad.