El presidente de la FED, Ben Bernanke, asegura que la desaceleración del sector inmobiliario arrastrará a la economía Estados Unidos en 2007 y hasta 2008, pero otros sectores mantendrán el crecimiento 'moderado', según ha declarado durante su comparecencia semestral sobre política monetaria ante la Cámara de Representantes.