La compañía papelera española Unipapel obtuvo un beneficio neto de 6,4 millones de euros en 2008, un 60 por ciento menos que el año anterior, debido a la ausencia de resultados extraordinarios que sí consiguieron en 2007.

Según los datos comunicados hoy por Unipapel a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y recogidos por EFE-Dow Jones, el beneficio neto de la empresa no alcanzó los siete millones de euros, mientras que en el ejercicio anterior ascendió a 15,9 millones de euros.

En 2007 los resultados extraordinarios fueron positivos (6,1 millones de euros), mientras que en 2008 han sido negativos (-0,9 millones de euros), ya que la papelera dedicó 1,2 millones de euros a mejorar la estructura de la sociedad.

Durante 2008 las ventas disminuyeron un 2,4%, hasta los 207 millones de euros, lastradas por la caída de la demanda en un mercado local deteriorado, y por el descenso de las ventas al exterior.