El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) mantendrá los tipos de interés en el 4% en la zona del euro, aunque han aumentado las presiones inflacionistas, según los analistas. Los 50 expertos encuestados por la agencia de noticias Dow Jones coincidieron en que el banco emisor europeo no variará el precio del dinero de la eurozona. Además, 37 de estos expertos pronosticaron que el BCE dejará las tasas en el 4% hasta la mitad del próximo año.
Los analistas del banco alemán HSBC Trinkaus & Burkhardt dijeron que el BCE se encuentra en un dilema, puesto que "por una parte, el alto precio del petróleo y los alimentos aumentan los riesgos para la estabilidad de precios y, por otra, permanece una gran inseguridad sobre el panorama económico". La inflación de la zona del euro se situó en noviembre un 3%, la tasa más alta desde 2001, según el cálculo adelantado de Eurostat. La entidad germana Hypovereinsbank afirmó que "existe el gran riesgo para el BCE de que se vea sorprendido por una alta inflación y pierda el control sobre los pronósticos de incremento de precios". Respecto al crecimiento económico, este banco consideró que "la confianza de las empresas y del consumidor (de la UE) ha caído". El indicador de confianza en la economía de la zona del euro cayó en noviembre hasta 104,8 puntos, 1,2 puntos menos que en el mes anterior, al tiempo que el índice de confianza del consumidor bajó hasta menos 8 puntos, tras retroceder 1,9 puntos, según Eurostat. Algunos analistas consideran que otro de los riesgos para el crecimiento económico del euro es la actual fortaleza de la moneda única, que rozó hace casi dos semanas la cota de los 1,50 dólares. En este sentido, el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbruck, dijo recientemente en Bruselas que el cambio actual del euro frente al dólar representa un riesgo para el crecimiento económico de la eurozona. Por otra parte, Hypovereinsbank señaló que "la crisis financiera ha entrado en su quinto mes" y añadió que "las condiciones de crédito se han endurecido". El Euribor a tres meses se situó hoy en el 4,87%, al tiempo que este tipo a un año, la referencia de la mayoría de las hipotecas en España, alcanzó el 4,72%, muy por encima del tipo de interés de referencia del BCE. Con este panorama, la entidad alemana Postbank prevé que el BCE "mantendrá su posición de espera por la falta de información relevante sobre en qué medida la crisis crediticia tiene efectos negativos en la economía real", aunque podría subrayar los riesgos alcistas para la estabilidad de precios. La entidad alemana Commerzbank consideró que los mercados financieros prestarán atención a los comentarios del presidente del banco europeo, Jean-Claude Trichet, sobre "cómo la contracción del crédito, el encarecimiento del petróleo y la apreciación del euro han influido en las proyecciones de crecimiento e inflación del BCE". Commerzbank pronosticó que el banco emisor europeo reducirá la proyección de crecimiento económico de 2008 y elevará la de la inflación para el próximo año, frente a las anunciadas en septiembre. EL BCE publica mañana las proyecciones de crecimiento e inflación para 2008 y 2009 realizadas por expertos de la entidad y de los bancos centrales nacionales de los países de la zona euro.