Tres días de corrección en el Ibex 35 han sido suficientes para decir adiós los 8.300 puntos. A nadie se le escapa la culpabilidad de los grandes en estos recortes: BBVA y el Banco Santander encabezan hoy las pérdidas que vienen protagonizadas por el sector financiero. Frente a quienes apuestan por los bancos como opción de compra a corto, a largo plazo la confianza se esfumó y se vislumbran ya niveles de 5,60 euros para ambas entidades por parte del broker de Berenger. 
 
Casi un 4% se ha dejado nuestro selectivo en lo que llevamos de semana a falta del cierre de hoy motivado por las caídas en sus blue chips.

BBVA encabeza la parte roja del selectivo con un recorte del 2,6% hasta los 6,15 euros a media sesión; mientras que su homólogo santanderino cede un 1,76% habiendo perdido ya los 6 enteros. Lógico entonces la caída del Ibex 35 por debajo de 8.300 puntos con un desplome del 1,16%, muy por encima de los recortes en Europa.

Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, confiesa contra pronóstico que su gusto preferencial por la entidad presidida por Emilio Botín. Desde el punto de vista del análisis técnico, el analista ve en “los 6,09 el nivel clave. Si pierde los 6 euros podríamos asistir a alguna corrección mayor. Se va apoyando progresivamente en mínimos ascendentes que se van construyendo.”



Por su parte, BBVA pasa por 6,15 euros como zona a tener en cuenta. En caso de que encarrile un tercer impulso al alza, Méndez no descarta ver a la entidad en los 7,50 euros a medio plazo.

Mientras, las compañías europeas encabezan las pérdidas dentro del Eurostoxx 50 con BBVA, Repsol YPF y Santander a la cabeza y después de las que se cuelan Telefónica o Iberdrola. Hace tan sólo dos jornadas, el broker de Berenger otorgaba a ambas entidades un precio objetivo de 5,60 euros bajo la recomendación de vender. Dentro de Europa, el selectivo comunitario cede algo más del 0,60%, al igual que el germano Dax Xetra; mientras que el Footsie londinense sufre una caída casi imperceptible con un recorte del 0,14%.