Bankinter ya ha hecho su ‘lista de la compra’ de acciones para 2018. Entre las acciones seleccionadas por la entidad figuran valores españoles como Banco Santander, Repsol, Aena, Amadeus y Red Eléctrica y además recomienda otros valores como Viscofan, Meliá Hoteles, eDreams, Acerinox, Ferrovial, Mediaset, Iberdrola y Enagás.

La entidad apuesta por moverse desde compañías de dividendo, cuyo momento de mercado empezará a verse afectado por las expectativas de tipos y la mayor regulación, hacia bancos, “que saldrán beneficiados precisamente de esas expectativas sobre tipos, por la recuperación de volúmenes gracias al ciclo y por un alivio de las presiones regulatorias”. Las preferencias estadounidenses de Bankinter son Bank of America, JP Morgan, Citi y Morgan Stanley como favorito entre los bancos de inversión.

Entre las preferencias europeas de Bankinter figuran Banco Santander, BBVA, BNP Paribas por su enfoque a la gestión de costes para mejorar la cuenta de P&G, ING y ABN por sus elevados ratios de solvencia y presencia en países con fundamentales macroeconómicos atractivos. También incluye entre sus preferencias a los bancos italianos Unicredit e Intesa, que cotizan con unos múltiplos de valoración interesantes “aunque su perfil de riesgo es más alto por un mayor peso de activos improductivos en balance y la celebración de elecciones en Italia”, explican desde la entidad. Unicredit tiene capacidad para sorprender positivamente en rentabilidad. La rentabilidad por dividendo de Intesa, cerca del 7%, es de las mayores en Europa y esperamos que la actualización de su plan estratégico sea un catalizador para el valor.

Santander y BBVA entran en la cartera del banco ‘naranja’ por su diversificación a nivel geográfico y elevada rentabilidad (ROTE). Respecto a la entidad que preside Ana Patricia Botín, Bankinter valora “de forma positiva la evolución de las principales métricas de gestión -resultado ordinario, calidad crediticia y solvencia- así como la diversificación de ingresos del banco –Europa representa el 52% y América el 48 de los beneficios-”. El informe de Bankinter apunta que “se dan las condiciones básicas para que el Santander cumpla con los objetivos financieros establecidos en el plan 2016/2018, ya que los resultados del banco superan positivamente las expectativas en las principales áreas de negocio”.

 

En los indicadores técnicos deEstrategias de Inversión Banco Santander tiene una nota de seis sobre diez y la mayoría de aspectos técnicos están en positivo, salvo la tendencia a medio plazo que es bajista y el volumen que es decreciente. 

La entidad se revaloriza un 15,85% en el acumulado del año, tiene una rentabilidad por dividendo del 3,65%, un potencial alcista del 3% y ratio precio-beneficio (PER) del 12,36 y cotiza a un precio por valor en libros de 0,97 veces.

BBVA, por su parte, se apunta una subida en 2017 del 14,5%, con una rentabilidad por dividendo del 4,11% y un potencial del 6,4%. Cotiza con un precio por valor en libros de 1,02 veces, mientras que su PER es de 12. La entidad que preside Francisco González tiene una puntución de dos sobre diez en los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión, con una volatilidad decreciente y un momento total rápido positivo, mientras que el resto de aspecto se encuentra en 'rojo'.