Nueva jornada apática en la bolsa madrileña donde el selectivo nacional ha cerrado por encima de los 7.800 puntos con pérdidas muy moderadas en sintonía con Europa. La fortaleza de los blue chips queda en entredicho esta semana y hoy han venido a confirmar la falta de interés comprador al colocarse todos del lado de las pérdidas. BBVA ha sido el valor más penalizado con una caída del 1,85% que le llevan hasta los 6,24 euros por acción. 
 
Europa acumula su segunda jornada consecutiva de pérdidas esta semana tras conocer el dato del que vivía pendiente el viejo continente: el ZEW. El índice que mide la confianza del inversor alemán bajó en julio tras las débiles cifras de producción industrial y de exportaciones en Alemania  2,2 puntos hasta 36,3 puntos. 

Las dudas permanecen, por lo tanto, en los mercados. El Dax Xetra germano es junto con el FTSE MIB son los dos índices que menos han sufrido esta jornada las ventas, mientras que el Cac 40 parisino firma caídas más abultadas del 0,6%.

Dentro del Eurostoxx 50, dos bancos protagonizan los mayores derrumbes como son el holandés ING y el español BBVA. Telecos, como France Telecom, y firmas de consumo como las galas LVMH y LÓreal se colocan a la cola del selectivo europeo. 

El hecho de que Wall Street evolucionara también hacia el lado negativo hasta el cierre de Europa ha ayudado a mantener a los índices volcados al lado bajista. 


Ibex 35
Van días hablando de la apatía que muestran los cinco grandes valores del selectivo nacional y hoy ha venido a confirmarse la tendencia. Las pérdidas de los grandes logran ensombrecer la subida espectacular que protagoniza Red Eléctrica, al alza un 4,04%. Así, el Ibex 35 cierra finalmente por encima de los 7.800 puntos, hasta los 7.798 puntos con una caída del 0,72%

BBVA es el valor más penalizado de la sesión con una caída del 1,85% que le llevan hasta los 6.24 euros por acción. (Ver: BBVA es mejor que Santander). Por su parte, elBanco Santanderes mucho más moderado en sus ventas y cede un punto porcentual hasta los 4,87 euros. 

El sector financiero se coloca del lado de las pérdidas en esta sesión, especialmente en el caso de Caixabank, que cae un 1,17 %, Bankinter, abajo otro 0,53 %, y el Sabadell, que cede un 0,54 %. 

Inditex es, junto a BBVA, uno de los perdedores de la sesión. Cede un 1,61 % hasta los 97,56 euros por título. (Ver: Trading en Inditex)

Repsol retrocede esta jornada un 1,41 %, mientras que Teléfonica se deja un 1,06% hasta los 9,8 euros el título. 

Además, finalmente la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha autorizado la opa de exclusión de bolsa de Vueling, formulada por Veloz Holdco, filial de IAG. Ahora, una vez liquidada la operación, los valores quedarán excluidos de negociación. Esta oferta se dirige al 100% del capital social de Vueling, compuesto por 29,904 millones de acciones, de las que hay que excluir 27.066 millones de acciones, representativas del 90,51% del capital que ya están indirectamente en manos de IAG y que se encuentran inmovilizadas hasta la finalización de la oferta.  Hoy IAG es uno de los valores que más pierde en el Ibex 35 y lo hace hasta caer un 1,13%. 



Dividendo
Dia entregará desde hoy una retribución de 0,13 euros brutos por acción, con cargo al ejercicio 2012. Una vez aplicada la pertinente retención fiscal, la cuantía será de 0,1027 euros. La empresa minorista aumentó un 18% la retribución a sus accionistas respecto al ejercicio anterior, cuando el importe fue de 0,11 euros. Para hacer frente al pago del dividendo, tendrá que desembolsar 83,8 millones de euros.
 
Los inversores han recibido esta noticia con ganas y la cadena de alimentación se coloca a la cabeza del selectivo con unas ganancias del 2,66% hasta los 5,78 euros por acción. 


Mercado de deuda
Este martes el Tesoro Público volvió tras semana y media de inoperancia al mercado en busca de financiación. La entidad ha colocado 4.050 millones de euros, por encima ligeramente del máximo previsto, en letras a corto plazo, de 6 y 12 meses. Se cumple el guión escrito por los expertos que estimaban un repunte en el coste de financiación a títulos de vencimiento temprano. La demanda sigue siendo elevada puesto que quintuplica el volumen colocado.

El Tesoro Público se ha visto obligado a pagar más por colocar su deuda. De ahí que los objetivos de colocación se hayan reducido significativamente de cara a esta subasta del mes de julio, frente a la celebrada hace casi un mes para sus títulos a corto plazo. La entidad llevaba más de una semana sin acudir al mercado en busca de financiación.

La repercusión sobre la prima de riesgo ha resultado ser prácticamente imperceptible pues hoy se contrae ligeramente hasta los 315 puntos básicos. Idéntica situación la vivida por el bono español a diez años que se coloca en el 4.7% de rentabilidad exigida, en el nivel de este lunes.