Bayer ha incrementado su beneficio un 46% en el segundo trimestre del año hasta los 660 millones de euros. Su EBITDA sin extraordinarios mostró un crecimiento del 39% hasta los 1.806 millones de euros, con lo que las cifras se colocan por encima de las estimaciones del mercado, que esperaban un beneficio de 623 millones. Los crecimientos en sus negocios de HealthCare y MaterialScience junto con la venta de algunas de sus divisiones serán clave para garantizar un crecimiento superior al 20% en sus cifras.
La farmacéutica germana registró en el segundo trimestre del año un incremento en su beneficio del 46% debido a la venta de su división química Wolff Walsrode, que fue adquirida por Dow Chemical por 540 millones de euros y ayudó a Bayer a financiar su opa por Schering . Sus ganancias aumentaron a 660 millones de euros, ó 83 céntimos por título. Estas cifras baten la previsión de 629 millones de euros esperado de media por el mercado. Sus ingresos mejoraron un 22%, hasta los 8.200 millones de euros. Bayer ha anunciado que su ebitda sin extraordinarios de segundo trimestre creció un 39% hasta 1.806 millones de euros mientras que el ebit subyacente aumentó un 30% hasta 1.185 millones, ambos por encima de lo previsto, con crecimientos en todos sus negocios, destacando el repunte de HealthCare y MaterialScience. La previsión media de los analistas consultados era de un ebitda sin extraordinarios de 1.759 millones, con un ebit ordinario de 1.133 millones. Por su parte las ventas subieron un 22% hasta 8.217 millones mientras que el beneficio neto creció un 46% hasta 660 millones. Ambas cifras quedaron por debajo de las estimaciones de 8.296 y 680 millones, respectivamente. El consejero delegado de Bayer, Werner Wenning reiteró la previsión de margen ebitda sin extraordinarios para 2007 de más del 20% con un crecimiento superior al 10% en ventas.