El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió hoy a los líderes europeos que den prioridad en la cumbre de primavera que comienza mañana en Bruselas a la aplicación de los planes de estímulo económico ya decididos y a la lucha contra el paro, que debe ser la "prioridad número uno". "Nuestra opinión pública no comprendería que los líderes europeos se reúnan al más alto nivel y discutan los problemas de los bancos y no los problemas sociales, que discutan los problemas del sistema financiero y no el problema del empleo. Eso sería inaceptable", dijo Durao Barroso en rueda de prensa. "Lo que nuestros ciudadanos necesitan ahora no son palabras sino acciones", afirmó.