El petróleo cruzó el miércoles la barrera de los 71 dólares por barril por primera vez en 7 meses ante señales de que la demanda de crudo podría recuperarse, tras los descensos en los inventarios de Estados Unidos y pronósticos de una mayor demanda global. El Instituto Americano del Petróleo (API por sus siglas en inglés) reportó una profunda caída de 6 millones de barriles en los inventarios de crudo en Estados Unidos en la semana finalizada el 5 de junio, superando los pronósticos de analistas que calculaban una reducción de 400.000 barriles. El crudo liviano estadounidense para entrega en julio subía 1,10 dólares, a 71,11 dólares por barril  después de cerrar el martes a 70,01 dólares, el primer cierre por encima de los 70 dólares en siete meses. El crudo Brent de Londres  ganaba 83 centavos de dólar, a 70,45 dólares por barril