El banco británico Barclays ha anunciado este jueves una pérdida de 1.300 millones de libras (1.800 millones de euros) a causa de la crisis del crédito inmobiliario de alto riesgo en Estados Unidos y el consiguiente impacto mundial. Las pérdidas se han producido entre julio y octubre, y han afectado a la división financiera del banco, Barclays Capital. La cifra, sin embargo, es inferior a lo que temían los analistas.
La acción de Barclays llegó a perder más del 9% en el mercado londinense a causa de los rumores de una masiva crisis, lo que incluso llevó a suspender temporalmente la cotización. Según el jefe ejecutivo del banco, John Varley, "la amplia publicación de datos de este jueves demuestra la fortaleza y la resistencia de nuestros resultados durante el año, y en particular durante el turbulento mes de octubre". Buen volumen de negocio A pesar de las graves pérdidas, el volumen de negocios de Barclays Capital en los primeros diez meses del año ha sido superior al del mismo periodo el año pasado. La crisis 'subprime' de Estados Unidos ha conllevado un endurecimiento del crédito en los países desarrollados. El miércoles, otro gigante británico, HSBC, anunció que sus pasivos en Estados Unidos vinculados al sector de crédito de alto riesgo aumentaron hasta totalizar 3.400 millones de dólares en el tercer trimestre.