El banco británico Barclays mantiene negociaciones para la venta de su división de gestión de activos, Barclays Global Investors, por unos 10.000 millones de dólares a posibles interesados, entre los que se cita al gestor estadounidense BlackRock.
El diario Financial Times, que cita fuentes conocedoras de las negociaciones, informa hoy que hace sólo unas semanas Barclays acordó la venta de la parte más rentable de ese negocio, IShares, al grupo de capitales privados CVC Capital Partners, por 4.200 millones de dólares.

La decisión de Barclays de vender iShares contribuyó a que el banco británico no se viera obligado a recurrir como otros al dinero público ofrecido por el Gobierno para su rescate.

Barclays logró superar un test de estrés bancario elaborado por la Financial Services Authority el pasado marzo, tendente a determinar si el banco resistiría una fuerte recesión.

Segùn Barclays, su ratio de capital "tier 1", que mide su fortaleza financiera, era de un 7,2 por ciento a finales del 2008, incluida ya la operación de iShares, uno de los más bajos del sector en el Reino Unido.

Barclays tiene de plazo hasta el próximo 18 de junio para encontrar a quienes pujen más por iShares y otros negocios afines gracias a una cláusula especial, pero tendrá que pagar a CVC Capital Partners una indemnización de 175 millones de dólares si finalmente no le vende ese negocio y opta por una oferta alternativa.

Según el Financial Times, otros dos grupos de capitales privados, BC Partners y Hellman Friedman, estudian la presentación de una contraoferta por iShares.

Personas conocedoras de la situación creen que sería más sensato que Barclays vendiera el conjunto de su división Global Investors en lugar de limitarse a iShares, que es su parte más atractiva.

Según otra fuente, sin embargo, la venta de la totalidad de Global Investors sería una operación delicada ya que obligaría a pagar fuertes sumas a los directivos de esa división, que tienen acciones en la compañía.

Así, el presidente de esa división, Bob Diamond, tiene derecho a cobrar 6,9 millones de dólares de la venta de iShares.

A su vez, la eventual compra de Barclays Global Investors por BlackRock daría a esta última un gran impulso en el sector de los fondos de inversión negociados en bolsa, uno de los más atractivos de todo el negocio de gestión de inversiones.

Algunos analistas, dice el FT, valoran BGI entre 8.200 y 10.300 millones de dólares, doce o trece veces el equivalente de los beneficios antes de impuestos previstos para el próximo año, más de la mitad de los cuales se espera que procedan del negocio de iShares.

Las acciones de Barclays han pasado de cotizarse a sólo 58 peniques en marzo, antes de su decisión de vender iShares, hasta casi 253 peniques, al cierre de la sesión bursátil del jueves.