La mayor siderúrgica de China, la shanghainesa Baosteel, recortará sus precios en mayo, por segundo mes consecutivo, debido a que continúa cayendo la demanda en el país, el principal consumidor de acero del mundo, por efecto de la crisis mundial, anunció hoy la agencia oficial Xinhua. Los precios de Baosteel para el próximo mes se reducirán entre 200 y 500 yuanes por tonelada (entre 22 euros, o 29 dólares, y 55 euros, o 73 dólares), dependiendo de cada tipo de producto, de modo que el más común de ellos, el acero enrollado en frío, se venderá desde mayo a 3.726 yuanes por tonelada (410 euros, 545 dólares). El presidente de Baosteel, Xu Lejiang, estimó esta semana que los precios del acero en China seguirán bajos durante el segundo trimestre del año, ya que en el contexto de crisis actual, no espera que la demanda empiece a recuperarse tan rápido. Xu opinó que las medidas de estímulo económico aprobadas por Pekín para reactivar la economía nacional "tardarán" en hacerse notar en la economía real.