Que el escenario del sector bancario iba a ser complicado ya se preveía y ahora toca echar cuentas. Los resultados de Bankinter han registrado un descenso del 24,13% del beneficio, hasta ganar 105,21 millones de euros durante el segundo semestre del año mientras la tasa de morosidad, aún siendo de las más bajas del sector, ha aumentado siete décimas hasta situarse en el 2,69%.
Bankinter reduce su beneficio un 24,13% hasta junio. ¿El motivo de este descenso en la cuenta de resultados? Desde la entidad reconocen que todo se debe a la caída del margen de inversiones por el efecto del "repricing" de las hipotecas, lo que suponen un 59% del total de su inversión y que en 2009 permitió una excelente generación de margen por la enorme bajada de tipos.

En lo que respecta al beneficio antes de impuestos, por su parte, se situó en 143,26 millones de euros, lo que supone una caída del del 25,22% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La entidad cerró el semestre con un ratio de mora del 2,69%, casi siete décimas más que hace un año, cuando se situó en el 2,01%. Se trata, según el banco, del ratio más bajo de España y de los más bajos de Europa, así como menos de la mitad que el del sistema financiero, que fue superior al 5%.

El margen de intereses de Bankinter se situó en 311,6 millones de euros los seis primeros meses del año, un 22,2% menos que en igual periodo de 2009, en tanto que el margen bruto ascendió a 601,1 millones de euros, con un descenso del 1,82% sobre el año pasado.

El banco destacó que los resultados obtenidos confirman la solidez de su apuesta estratégica en un entorno continuado de dificultad económica, al tiempo que subrayó que son unos resultados "estables" que mejoran la solvencia y la estructura del balance del grupo.