Las provisiones han hecho mella en las cuentas de Banco Sabadell que, en el primer semestre del año, ha visto reducir su beneficio un 29,6%hasta los 233,6 millones de euros. Y es que la entidad ha tenido que destinar 693,8 millones de euros –de los que 339 millones de euros eran plusvalías- a dotaciones y saneamientos de la cartera de inmuebles y de activos financieros.
Basco Sabadell reduce su beneficio un 29,6% durante el primer semestre del año. Y es que tras los primeros seis meses del año, las dotaciones específicas para insolvencias totalizan 444,6 millones --340,2 millones por dotaciones por calendario y 90 millones por dotaciones extraordinarias-- y durante el semestre el banco ha liberado dotaciones genéricas por 59,5 millones y ha efectuado saneamientos de inmuebles y de activos financieros por 298,7 millones de euros.

La inversión crediticia bruta de clientes presenta un saldo de 65.356 millones, un 1,8% más, y los préstamos hipotecarios han aumentado un 3,1% en términos interanuales. La mora se ha situado en el 4,38% a 30 de junio --frente al 3,19% del primer semestre de 2009-- mientras que la cobertura sobre riesgos dudosos se incrementa hasta el 63,58% y llega al 121,55% si se tienen en cuenta las garantías hipotecarias.