Este resultado semestral prácticamente iguala al obtenido en todo 2012, que fue de 2.295 millones de euros.

La tasa de morosidad del grupo Santander se situó en el 4,92%, una décima más, afectada por España, donde crece 0,64 puntos, hasta el 4,76%, según ha explicado la entidad, que ha resaltado además que Latinoamérica ha aportado el 51% del beneficio del Grupo, frente al 37% de Europa y el 12% de Estados Unidos.

Los ingresos caen un 8% en el primer semestre, hasta 20.610 millones. Cuatro puntos de caída se deben a la depreciación del real brasileño, la libra y el dólar. En el segundo trimestre ya hay una ligera mejora de ingresos. Los costes, mientras, crecen un 3,3% en el semestre, incluyendo un cargo extraordinario de 270 millones por costes de reestructuración en Polonia y España realizado en el segundo trimestre.