Banco Sabadell da por finalizada la crisis del sector bancario en su nuevo plan estratégico hasta 2020. La entidad que preside Josep Oliu acaba de presentar su hoja de ruta en la que asegura que ganará 1.400 millones al cierre de 2020, lo que supone un incremento del 75% respecto a los beneficios del pasado año.

El banco catalán, con sede en Alicante, prevé elevar su objetivo de rentabilidad sobre activos tangibles (ROTE) a alrededor de un 13% a 2020 desde el 7,27% en 2017 impulsado por una ligera subida de tipos de interés. El nuevo plan estratégico también prevé reducir sus activos problemáticos en más de 6.000 millones, según la información remitida este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Banco Sabadellespera que la bonanza de la economía y la normalización monetaria del Banco Central Europeo (BCE) le permita incrementar su rentabilidad en el negocio tradicional de banca e incrementar de su niveles de eficiencia. La entidad prevé un repunte del 5% anual durante los próximos tres años de los ingresos procedentes de su negocio bancario, con un alza superior al 4% anual en los ingresos netos por intereses y una subida de las comisiones netas mayor al 6,5% cada año, según recoge Europa Press. El pasado año sus cuenta reflejaron una caída del 1% en sus márgenes de intereses, la diferencia entre lo que presta y lo que cobra.

La entidad pronostica en su plan estratégico que su volumen de negocio crecerá a un ritmo del 4% anual, tanto en crédito como en depósitos. Sabadell señala que los fondos fuera de balance aumenten un 8% anual hasta 2020. En cuanto a los activos de calidad, el banco catalán prevé alcanzar un ratio Core-Tier1 anticipado de alrededor del 12,5% en 2020.

 

 

Banco Sabadell espera seguir ahondando en su negocio digital y aprovecharse de las sinergias con su filial británica TSB a partir de este año y que se materialicen en 2019. El banco que lidera Oliu espera desarrollar su franquicia en México, y elevar su ratio de eficiencia un 47% en 2020 frente a los 50,15% en 2017.

Las acciones de la entidad se revalorizan un 9% en el acumulado de 2018 hasta los 1,8 euros. Este viernes sus acciones se mueven planas y caen un 0,03%.

Sabadell cerró el ejercicio 2017 con un beneficio neto atribuido de 801,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12,8% anual. “Estos resultados son consecuencia de un fuerte aumento de los ingresos del negocio bancario, margen de intereses más comisiones netas, que han subido un 5,5% en términos interanuales y comparables”, apuntó la compañía tras la presentación de sus cuentas.