Banco Sabadell ha cerrado el ejercicio 2017 con un beneficio neto atribuido de 801,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12,8% anual. La entidad ha informado de que estos resultados “demuestran la fortaleza de su negocio”.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)Banco Sabadell ha comunicado que  “estos resultados son consecuencia de un fuerte aumento de los ingresos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones netas) que han subido un 5,5% en términos interanuales y comparables1 (5,2% exTSB)”.

El margen de clientes mantiene su fortaleza en el 2,80%, como resultado de la gestión comercial, y el margen de intereses crece en términos interanuales y comparables un 4,9% interanual (2,9% excluyendo TSB).

Los ingresos por comisiones reflejan un crecimiento interanual de 7,4% a tipo de cambio constante (10,3% sin considerar TSB) e intertrimestral de 5,7% (6,6% sin considerar TSB). En términos interanuales, destaca el buen comportamiento de las comisiones de gestión de activos.

Los costes se sitúan en 2.723,0 millones de euros a diciembre de 2017, de los que 59,3 millones de euros corresponden a conceptos no recurrentes. El incremento interanual del 2,2% corresponde a los costes extraordinarios de tecnología de TSB ya previstos.

La ratio de eficiencia del grupo cierra el año en el 50%. Las dotaciones a insolvencias y otros deterioros ascienden a 2.196,4 millones de euros al cierre del ejercicio 2017 (2.107,6 millones de euros sin considerar TSB) frente a los 1.427,1 millones de euros al cierre del ejercicio 2016 (1.399,0 millones de euros sin considerar TSB). El año 2017 incorpora los beneficios extraordinarios generados por las operaciones corporativas cuya aportación queda neutralizada por la realización de dotaciones adicionales por un importe bruto de 900 millones de euros.

Banco Sabadell ofrece una sólida posición de capital, con una ratio de Common Equity Tier 1 (CET1) phase-in del 13,4% y fully loaded del 12,8% a 31 de diciembre de 2017. Con la implementación de IFRS9, la ratio CET1 fully loaded proforma se sitúa en el 12,0%.

El requerimiento a nivel consolidado exige a Banco Sabadell mantener un ratio mínimo de Common Equity Tier 1 (CET1 phase-in) del 8,3125%. A lo largo del trimestre, Banco Sabadell ha acudido al mercado con éxito en diversas ocasiones, como la emisión de 400 millones de euros de AT1 con cupón de 6,125% (37,5pb por debajo de la emisión previa de mayo), que permitió completar el bucket de 1,5% de AT1 con un coste medio del cupón del 6,37%.

Reducción también de la ratio de morosidad del grupo, que se sitúa en el 5,14% (6,57% exTSB). La cobertura de activos problemáticos se sitúa en un 49,76%2, con una cobertura de dudosos del 45,74%2 , y una cobertura de los activos adjudicados del 54,08%. Con la implantación de IFRS9, la cobertura de activos problemáticos proforma se situará en el 54,72%.

 

 

Dividendo de Banco Sabadell

El Consejo de Administración ha aprobado el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,05 euros por acción, que se suman a los ya distribuidos 0,02 euros por acción. En total, 0,07 euros por acción, lo que supone un aumento del payout hasta el 49% desde el 40% de 2016.

Solvia Desarrollos Inmobiliarios

Banco Sabadell ha creado una nueva línea de negocio, Solvia Desarrollos Inmobiliarios, que incluye 1.252 millones de euros en activos gestionados con un valor neto de 683 millones de euros.

Los objetivos de este nuevo negocio pasan por optimizar y mejorar aún más el servicio promotor; desarrollar una nueva línea de negocio que generará nuevas fuentes sostenibles de ingresos; abrir y diversificar la actual base de clientes de promotores inmobiliarios; y potenciar la valoración del negocio promotor.

Además, gracias a Solvia Desarrollos Inmobiliarios, la contribución de suelo en la composición de activos adjudicados ha descendido del 41% al 34%. Mientras, Solvia sigue desarrollando su negocio habitual con éxito.

Las ventas de activos inmobiliarios han generado un beneficio medio del 1,4% en el trimestre. En adelante, no esperamos pérdidas en la venta de activos adjudicados. De este modo, los activos problemáticos se reducen en 3.443 millones de euros durante el ejercicio (1.802 millones de dudosos y 1.642 millones de adjudicados, incluyendo Solvia Desarrollos Inmobiliarios).

Los indicadores técnicos de Banco Sabadell dan a la entidad una puntuación de 9 sobre 10, al considerar que se encuentra en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo palzo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.