El número de licencias para la construcción de nuevas viviendas sufrió un bajón del 26,1% entre febrero y abril pasados respecto al mismo periodo de 2008, según los datos divulgados hoy por el Ministerio de Ecología. Durante ese trimestre, si se añaden las viviendas reformadas, las licencias de obras autorizadas totalizaron 92.840, lo que significó una caída del 22,6% comparado con el periodo entre febrero y abril del pasado ejercicio. En términos relativos, los mayores descensos se produjeron en los edificios de pisos (-34,8% con 36.613 viviendas), mientras fueron más moderadas en las casas individuales puras (-26% con 84.680) y en las casas agrupadas (-4,6% con 16.480).