El grupo de defensa británico BAE Systems prevé recortar 1.116 empleos en Reino Unido y el cierre de su planta en Woodford (norte de Inglaterra) debido a la caída en los pedidos militares.