BAA registró una pérdida neta de 150 millones de libras (172,25 millones de euros) en el primer trimestre del año, lo que supone reducir en un 34% la registrada en el mismo periodo de 2009, informó hoy la empresa, grupo británico de aeropuertos controlado por Ferrovial.
Los ingresos de la compañía crecieron un 5,5% entre enero y marzo, hasta los 456,1 millones de libras (523 millones de euros), en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda), se situó en 174,1 millones de libras (199 millones de euros), un 3,3% más.

Las restricciones del tráfico aéreo provocadas por la nube de ceniza volcánica tuvieron un impacto de 28 millones de libras (32,15 millones de euros) en el Ebitda de la compañía. Según BAA, este importe es equivalente al 3% del Ebitda del grupo de todo el ejercicio 2009.

El grupo destacó la respuesta que sus aeropuertos tuvieron ante el "desafío sin precedentes" que provocó el volcán islandés, y el "eficaz" reinicio de las operaciones.

Como consecuencia del cierre del espacio aéreo del Reino Unido por la nube de ceniza del volcán, los aeropuertos de Heathrow y Stansted estuvieron cerrados al tráfico entre el jueves 15 de abril y el martes 20 abril de 2010, quedando restablecidos los horarios normales de las aerolíneas el jueves 22.

A cierre del pasado mes de marzo BAA soportaba un endeudamiento neto de 8.612,2 millones de libras (9.890 millones de euros), importe similar al de un año antes.

El consejero delegado del grupo Colin Matthews, considera que el sector presenta aún importantes retos en 2010, ejercicio en el que "la prioridad de la compañía sigue siendo la mejora del servicio al cliente y la eficiencia".