El operador aeroportuario británico BAA, controlado por Grupo Ferrovial, informó el miércoles de que utilizará la mayor parte de los ingresos de la venta de Gatwick para pagar la deuda de 1.000 millones de libras esterlinas que vence en marzo de 2010, pero indicó que planea recaudar más dinero. BAA dijo en un comunicado que, en función de las condiciones del mercado, contempla acudir a los mercados de capital en los próximos meses para aprovecharse de la fuerte demanda de compañías con ingresos regulados que generan caja.