La gestora de aeropuertos BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, ha admitido que estudia un recorte de empleos para mejorar su rendimiento. Un recorte que, según la prensa británica, podría afectar hasta a 2.000 personas o un 13 por ciento de su plantilla. La decisión sobre el número de despidos aún no se ha tomado, pero en cualquier caso el recorte no afectará al personal de seguridad en los aeropuertos ni al de atención al cliente. Las acciones de Ferrovial suman un 1,26 por ciento a las 11:16 horas y se colocan a 64,40 euros.
La filial de Ferrovial emplea a 15.000 personas, 13.000 de ellas en sus siete aeropuertos del Reino Unido, donde controla el 60 por ciento del tráfico aéreo -el 90 por ciento en el sur de Inglaterra-. De los trabajadores en este país, 5.000 se dedican a labores de seguridad, 2.000 trabajan en las tiendas World Duty Free, 1.000 en actividades operativas de los aeropuertos y unos 4.000 en labores de administración como recursos humanos, sistemas o mercadotecnia. No venderá sus aeropuertos británicos BAA también ha negado que planee la venta de alguno de sus aeropuertos británicos, una posibilidad que han apuntado varios medios locales, que critican el casi monopolio que ejerce en Londres. La gestora de Ferrovial, por la que ésta pagó el año pasado casi 15.000 millones de euros, es propietaria de los aeropuertos londinenses de Heathrow, Gatwick y Stansted, los tres más concurridos del país. Unicamente los aeropuertos de Luton y el City Airport, que sirven también a la capital británica y son más pequeños, están en manos de otros propietarios. El consejero delegado de la aerolínea BMI, Nigel Turner, ha señalado al diario "The Times" que Ferrovial "heredó una compañía ineficaz que ha funcionado mal durante años". "Hemos empezado a enterarnos, con perversión típicamente británica, desde que pasó a manos españolas", ha explicado Turner, quien añade que la nueva directiva es mucho más "receptiva" que la anterior. BAA investigada Por otra parte, la Comisión de Competencia británica anunció este mes que investiga a BAA por la posible falta de inversiones y mejoras en sus aeródromos de Londres con motivo de su posición dominante. BAA ha recibido quejas de pasajeros y aerolíneas como British Airways, Easyjet o Ryanair debido a los retrasos, los altos precios y la situación de las instalaciones de sus aeropuertos. Además, la gestora conocerá en breve cuánto podrá cobrar a las aerolíneas en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick durante el periodo 2008-2013. Ferrovial ha amenazado con reconsiderar sus planes de invertir unos 5.900 millones de euros en Heathrow si la Autoridad de la Aviación Civil le fija un tope de tasas demasiado bajo, según "The Times".