La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha integrado a la Asociación Española de Proveedores de Impagados de la Construcción (AEPIC) que nace para defender los derechos de los autónomos y de las empresas perjudicados por la crisis del sector de la construcción.

Entre los objetivos de AEPIC, que cuenta con más de 3.000 asociados en toda España, destacan la modificación de la ley de morosidad, con el fin de que los pagos se realicen a 60 y 30 días para las administraciones públicas.