El consejo de administración del grupo energético australiano Arrow Energy recomienda por unanimidad a los accionistas de la compañía que acepten la oferta de compra presentada por la sociedad conjunta formada por Royal Dutch Shell y Petrochina, que valora la empresa australiana en 3.500 millones de dólares australianos (2.360 millones de euros).

En concreto, las dos empresas petroleras pagarán 4,70 dólares australianos en metálico por cada título de Arrow, lo que representa una mejora del 5,6% respecto a la primera propuesta de compra de 4,45 dólares presentada hace dos semanas