ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, ha anunciado que ha completado la adquisición del cien por cien de las acciones de Arcelor Brasil, por la que había lanzado una OPA obligatoria sobre las acciones que no poseía y que cotizaban en la Bolsa de Sao Paulo. La compañía ha cancelado las casi cinco millones de acciones que aún no tenía (0,76 por ciento del total de las acciones emitidas) mediante un proceso de exclusión de participaciones minoritarias, tal y como permite la legislación brasileña, al haber menos de un 5 por ciento de capital flotante en el mercado.
Esa cancelación fue aprobada por la junta general de accionistas de Arcelor Brasil del pasado 8 de agosto y constituía la última fase de la opa obligatoria. Con fecha 1 de septiembre, Arcelor Brasil pasó a llamarse ArcelorMittal Brasil, según el comunicado. ArcelorMittal había terminado en junio con éxito su oferta pública por Arcelor Brasil al conseguir comprar 191,3 millones -más de dos tercios- de las acciones que no tenía en esa filial y que hasta ese momento cotizaban como capital flotante en la Bolsa de Sao Paulo. Al cumplirse la condición de superar los dos tercios de aceptación, ArcelorMittal decidió sacar a esa filial del mercado bursátil brasileño. La firma presidida por el empresario de origen indio Lakshmi Mittal poseía en junio el 96,6 por ciento del capital de Arcelor Brasil tras la operación, mientras que el derecho de compra obligatoria ha permitido a los accionistas vender sus acciones restantes (el 3,4 por ciento) a ArcelorMittal. El precio pagado de esas acciones ha sido de 53,89 reales (unos 20,25 euros o 28 dólares), el mismo que el de la opa obligatorio, más los intereses desde junio.