¿Qué cabe esperar del gigante de la manzana? Prácticamente todo. Las estimaciones hablan de una superación constante en sus beneficios, aunque la caída del 10% de estas últimas semanas ha levantado cierta polvareda. Se duda acerca del -elevado- precio del iPhone, cierta 'burbuja' en su cotización, menores ventas en la temporada navideña que se ven compensadas con una China emergente...todo ello aderezado con la rumorología propia de una empresa puramente dedicada a la innovación tecnológica. ¿Apple vale más o menos de 1.000 dólares? En Wall Street se apunta ya a los 1.200 incluidos, más del doble de su cotización actual. 

Lo primero es lo primero: ¿qué espera el mercado de sus resultados correspondientes a su segundo trimestre fiscal? Las estimaciones varían en función de la casa de análisis, pero desde luego ignoran la versión oficial realizada por Apple. Facset habla de unas ganancias de 9,99 dólares/acción con unos ingresos de 36.700 millones de dólares, por encima de la propia previsión de la compañía que espera ingresos por valor de 32.500 millones, 8,5 dólares por título.

En un punto intermedio, Luisa Martínez, directora de Análisis de Miramar Capital EAFI, prevé -según el consenso de analistas- “un BPA de 10 dólares, frente a los 6,40 registrados en el mismo trimestre de 2011.” Y algo más generoso, Goldman Sachs concede hasta 10,18 dólares/acción con una caja de 36.900 millones de dólares, espiral alcista que mantendrá la compañía de cara a los ejercicios 2012 y 2013.

Garantizados los fundamentales, ¿qué ha sucedido con la acción? Tremenda semana de volatilidad arriba y abajo que ha vivido Apple dentro del Nasdaq como consecuencia de la “especulación”, según Karen Haslam, experta del mercado americano en un artículo publicado en CFOworld, que recuerda que el viernes pasado “Apple tocó su mínimo desde el 13 de marzo” de este año.

Associated Press habla de un 'tremendo' rally en los precios de la acción durante los últimos cuatro meses y no es para menos. A lo largo de estos tres meses ulteriores, Apple se ha revalorizado más de un 35% -un 60% si hablamos en términos interanuales- dentro del Nasdaq 100, muy por encima de su selectivo, a pesar de ser el más fuerte entre los vencedores de Wall Street.

APPLE & NASDAQ (FUENTE: YAHOO FINANCE)


Aún así, las últimas jornadas han sido duras teniendo en cuenta que la acción se ha movido en un horquilla de entre 708 y 587 dólares, un 20% por debajo en tan sólo unos días. ¿Las razones? Son múltiples y no necesariamente debido a su aspecto técnico:

1. iPhone es caro. Al menos eso debe pensar algunos de los principales distribuidores de este smartphone a tenor de distintas publicaciones. El rotativo The Independent aseguraba hace uno días que “algunos vendedores están tratando de promocionar teléfonos móviles alternativos” como es el caso de Android y sistemas operativos Windows “en los que deben pagar menos”. Y es en el trasfondo de la historia se encuentra un enorme coste para las compañías de telecomunicaciones. Éstas pagan el precio íntegro del iPhone y son ellas mismas las que rentabilizan la bajada de su precio con contratos que tienen una duración aproximada de dos años.

En este sentido, Luisa Martínez recuerda que Verizon Communications, compañía de telecomunicaciones estadounidense, “destacaba que habían registrado un descenso del 25% en activaciones de dispositivos móviles iPhone en los primeros tres meses del año respecto al trimestre anterior.”

Cayeron, además, las ventas navideñas lo que podría dar al traste con las expectativas que genera Apple cada vez que da a conocer sus cuentas, afirman los expertos de Business Week. Otro aspecto a tener en cuenta son los rumores que se mueven entorno al denominado 'mini-iPad', una tableta más económica, que entraría en competencia directa con el Kindle de Amazon.

Aunque el contrapunto y la ilusión la aporta China, donde la tecnología y la innovación manda y que ha pasado a ser una de las grandes apuestas de las compañías tecnológicas. “Si en Estados Unidos Apple puede vender once millones de smartphones, ¿cuántas unidades podría vender a un grupo de 70 millones solamente de clase alta en China?”, se preguntan los analistas de Seeking Alpha.

2. Causas penales. La batalla en terreno judicial no gusta a los inversores y el gigante de la manzana tiene entre manos una tremenda trifulca con cinco de las mayores editoras de libros estadounidenses que le acusan de haber pactado los precios.

3. En lo que respecta a su aspecto más técnico, Brian Marshall, analista de International Strategy & Investment Group, se encuentra entre aquellos que ven esta caída en la cotización de Apple como algo “natural” pudiéndose tratar de “una pausa”, “un simple colapso” a tenor de los números redondos que arroja Wall Street: mientras que el S&P 500 ha escalado un 10% en lo que llevamos de año, Apple lo ha hecho aproximadamente un 45%.

4. Pueden ser, por tanto, “burbujas inevitables”, dice Brian Blayr, analista de Wedge Partners, consecuencia de unas estimaciones “excesivamente elevadas”. Y es que, sin ir más lejos, Henderson Global Investors colocan el precio objetivo de Apple en los 1.200 dólares y, por tanto, el movimiento de ahora responde a un intento “por hacerse más barato” en lo que respecta a su cotización que se eleva por debajo “de sus ingresos” en estos últimos años.


¿Comprar ahora o esperar?

Goldman Sachs lo tiene claro: es momento de comprar ahora antes de la presentación de resultados de la compañía, así que el reloj corre. De hecho, el analista Bill Shope confiesa su creencia en que “los precios de Apple son muy atractivos a los niveles actuales”. Al cierre del lunes, la manzana se colocaba ligeramente por encima de los 570 dólares.

De momento, los inversores mantienen su confianza a tenor del “aumento de aperturas de contratos de opciones tipo call”, según Miramar Capital EAFI, “con precios de ejercicio en el rango entre 610/620 dólares con vencimiento en junio/julio de este año”. Por tanto, optimismo en la revalorización de vuelta de la compañía y no es para menos teniendo en cuenta que tiene una “caja” de 100.000 millones de dólares de los que Tim Cookpodría 'tirar' en cualquier momento en caso de que quisiera.

Todo sea por olvidar la decepción de este abril precio al famoso 'sell in may...'. José Luis Cava, analista independiente asegura que, no obstante, que Apple “sigue sin fuerza y no tiene fuerza suficiente como para permitir que el Nasdaq suba”. Y cae de forma lógica, según explica Gerardo Ortega dentro de su blog Fractal, puesto que la corrección responde 'de libro' a la teoría de la Onda de Elliot. “Debía (corregir) en una onda impar e impulsiva dada la extensión acumulada. Si no lo fue en la 17, pues en la 21 y si no en la 25 - como así ha sido- coincidiendo con lo que su selectivo, el nasdaq 100, anticipó una semana antes.”

APPLE  (FUENTE: FRACTAL) 


Otra justificación viene es la vuelta a la baja de “los indicadores mensuales”, según Eduardo Faus, analista de Renta 4, que considera que este giro se ha producido desde “parámetros un tanto elevados, lo que suele adelantar un tramo correctivo en el medio plazo” con lo que recomienda mantener o una venta parcial por el momento.

Lo innegable es, sin duda y si el cortoplacismo nos lo permite, la “subida libre” de Apple que ha dejado de tener “referencias históricas”. ¿Dónde está el techo de la manzana? Si alguien lo ve, por favor, que avise antes de vender. 

APPLE (FUENTE: RENTA 4)